CERMI.ES Electronico. Boletín digital del CERMI Sábado 30 de julio de 2011

Boletín electrónico cermi.es Nº 110

Con el apoyo de:

Logotipo de xsolidaria. Con un pequeño gesto, las cosas cambian.

CERMIS Autonómicos
El CERMI Comunidad de Madrid denuncia las serias dificultades de movilidad que está generando la Ley Antitabaco a las personas con discapacidad

27/07/2011

El CERMI Comunidad de Madrid reclama un mayor control por parte de las autoridades competentes para controlar la invasión de estos lugares por mobiliario no autorizado, además de la creación de espacios limitados para ellos, que respeten la accesibilidad para las personas.

El Comité considera que la adopción de nuevas normas debe traer consigo una evaluación previa sobre los perjuicios que éstas traen para todos y cada uno de los ciudadanos, sin centrarse únicamente en una pequeña parte de ellos.

El CERMI Comunidad de Madrid, denuncia el perjuicio y peligro que la entrada en vigor de la Ley Antitabaco está causando a personas con movilidad reducida o discapacidad visual, debido a que los usuarios de los locales de ocio tienen que salir a la calle a fumar y ubican mobiliario no autorizado en las aceras sin control ni limitación alguna, además de que la instalación de un gran número de terrazas bloquea el paso de las personas que cuentan con ciertas limitaciones de movilidad.

Desde el Comité ven esta nueva situación como un claro retroceso en una lucha que, hasta el momento, había conseguido introducir en la conciencia de la administración la necesidad de mejorar la accesibilidad de aceras, con medidas como el aumento del ancho de éstas o la ejecución de un mayor número de rebajes, todas ellas iniciativas que aunque todavía insuficientes en cantidad, habían supuesto hasta ahora un avance significativo para ir alcanzando la accesibilidad urbana con carácter universal para todas las personas.

Esta situación está limitando la libre circulación de las personas con algún tipo de discapacidad y propiciando accidentes que están poniendo en peligro su integridad física ya que, en muchas ocasiones, han de desviar su trayectoria por la calzada, conjugando su circulación con la de los vehículos y trayectos poco asiduos y controlados por algunas personas como las que cuentan con alguna discapacidad visual, que se sienten obligadas a desviarse de su trayectoria controlada por esta circunstancia, lo que les expone a sufrir un accidente por encontrarse desorientadas a consecuencia de esta situación.

Según CERMI Comunidad de Madrid, “centrarse sólo en los males que la ley tiene para los vecinos, para los fumadores o para los hosteleros, obviando al colectivo de la discapacidad, es un error y una falta de sensibilidad que demuestra el egoísmo que todavía mueve muchas de las acciones de la administración”.

La proliferación de terrazas y la presencia de mobiliario no autorizado que invade las aceras impiden un normal desplazamiento por la ciudad de miles de ciudadanos que son diferentes a los demás porque presentan alguna discapacidad que les impide su movilidad.

El Comité considera que “cuando se impone una nueva norma es preciso tener en cuenta las consecuencias y el impacto negativo que pudiera tener para todos los ciudadanos, no sólo para unos pocos”.

El CERMI Comunidad de Madrid, exige un mayor control por parte de la administración para resolver este conflicto que tantos problemas está provocando en los desplazamientos por la ciudad a miles de personas con discapacidad de la región, así como una regulación que delimite los espacios autorizados para estas circunstancias obligadas por una pésima regulación de la Ley Antitabaco.